jueves, 7 de febrero de 2013

Tercer día de sesión




En la capital de Guayana, a diez y siete de febrero de mil ochocientos diez nueve. En sesión ordinaria del Soberano Congreso se dio cuenta del oficio del capitán general Simón Bolívar, presidente interino de la República, en que suplica se le admita la renuncia que hace de este encargo; y habiéndose abierto la discusión sobre si era o no admisible la renuncia, se propuso por algunos señores Diputados se tratase y sancionase antes como cuestión pre. liminar, cuál era la duración de la Presidencia y Vicepresidencia de la Repú­blica para que habían sido nombrados en la sesión de ayer el Excelentísimo señor capitán general Simón Bolívar y el señor diputado Francisco Antonio Zea. Se propuso también que siendo el primer deber del Cuerpo de Repre. sentantes constituir y nombrar los supremos Poderes Ejecutivo y Judicial, se procediese a ello inmediatamente, y que resultando electo para el primero el
expresado Capitán General, no se le admitiese la renuncia caso de reiterarla; ydespués de debatidas estas y las demás mociones que se hicieron, sancionó el Soberano Congreso: que el nombramiento de Presidente de la República hecho en Su Excelencia el capitán general Simón Bolívar y de Vicepresidente en el señor diputado Francisco Zea durase hasta que formada, presentada y sancionada por los pueblos la Constitución de la República, se hiciese nuevo nombramiento constitucionalmente. Que con la misma duración se pro­cediese a nombrar el Supremo Poder Judicial, y que antes de participar esta deliberación al señor Presidente se le invitase por medio de Diputación a una conferencia en el mismo Congreso. Verificada ésta, Su Excelencia reiteró su renuncia apoyándola en varias razones; y los discursos de los señores Dipu­tados se dirigieron a demostrar la necesidad de que admitiese el destino a que la República1 llamaba a su Excelencia en circunstancias en que  más que nunca necesitaba de sus interesantes servicios.
Prestó en fin su obediencia; juró ante el Soberano Congreso el religioso cumplimiento de sus altos deberes, y pidió se le detallasen las facultades de su poder. En consecuencia fueron encargados los señores diputados Roscio, Palacio y Peñalver para que formasen y presentasen en la inmediata sesión el reglamento provisional para la Presidencia de la República.
Que se ordene a Su Excelencia el Presidente de la República haga pu­blicar el establecimiento del Supremo Poder Ejecutivo; que reciba reconoci­miento y juramento de todas las autoridades civiles, militares y eclesiásticas, y que disponga salvas e iluminaciones públicas.
Que no habiéndose nombrado todavía persona que desempeñe la Se­cretaría del Congreso, se procediese a su nombramiento, que podría recaer en sujeto de dentro o fuera del Cuerpo; y verificado, recayó la elección por pluralidad en el ciudadano Miguel Zárraga, con lo cual se terminó la sesión de este día.
Simón Bolívar — Zea
El diputado secretario interino, Diego Bautista Urbaneja

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada